Críticas y críticas

No sé si os ha pasado alguna vez eso de buscar opiniones o críticas de alguna película, serie o libro, y encontraros con algo que traspasa la mera opinión o un análisis constructivo o una crítica en sí misma.

Me refiero al hecho de que la persona que lo escribe haya decidido coger todos los puntos débiles de la obra y contarlos con sátira, ridiculizando el objeto del análisis, luciéndose igual que si estuviera escribiendo alguna escena graciosa de una obra de teatro.

A mí personalmente me gusta leer opiniones sinceras, siempre desde el respeto y nunca, jamás voy a cuestionar una opinión subjetiva. Pero esto no es solo una opinión, esto es excederse en ella. No me importaría leer algo parecido si supiera que es una tira cómica o satírica, o un programa de humor donde se burlan de todo, pero parece que este tipo de críticos tienen una pluma muy afilada y muy precisa acerca de con quién usar la ironía.

Ridiculizar no es opinar, y más cuando tratan a la vez de ensalzar su propio ingenio.

Me pasó con una película. Leí una crítica espantosa que aspiraba a hacer reír al lector, con un análisis y unos parámetros comparativos bastante surrealistas. Fui al cine a verla, y me encantó. Era una comedia romántica como unos diálogos ingeniosos, actuaciones correctas y situaciones divertidas, perfecta para pasar un buen rato y desconectar. No pretendía ser la película del año ni hacerte reflexionar.

Sin embargo, parece que aquel crítico de cine no pilló la idea y tenía expectativas de ir a ver el futuro premio Óscar a la mejor película, cuando ni siquiera el título daba pie para que pudiera hacerse tal idea.

Eso también me suele pasar con los libros. A veces leo reseñas que no se ajustan para nada al tipo de libro que se ofrece. Me da la sensación de que la gente no se fija en las categorías ni en las sinopsis. Y también me da que algunos libros se venden como cosas que no son.

Creo que es importante escoger qué leer, qué ver y enfocar la crítica hacia la finalidad para la que está pensada.

No todo el mundo quiere leer a Proust, señores.

Cómo organizarte para escribir una novela romántica

Antes de empezar, voy a advertiros que tal y como yo lo hago, se clasifica como escritor mapa. Eso sí, hay cosas nuevas que surgen a medida que vas creando, y que es inevitable hacer cambios. ¿Eso quiere decir que seas brújula?

No, porque cuando surgen los cambios, se tienen en cuenta y se planifica el resto de la novela incluyéndolos.

Dicho esto ¡empecemos!

Yo soy extremadamente organizada. Hago hasta la libreta del libro que voy a escribir y allí anoto TODOS los detalles de mi libro. Esto para mí tiene muchas ventajas:

1. Cuando no me acuerdo de algo (el apellido de fulanita, si tiene los ojos verdes o moteados o rasgados o el año de su nacimiento) abro la libreta y ahí está 🙂

2. Aprovecho los momentos de creatividad extrema para la trama.

3. Busco la información que necesitaré y la anoto, pudiendo tener una idea nítida de los paisajes, detalles y otras cosas que puedo usar.

A mí esto me va genial porque tengo poco tiempo para escribir (una o dos horas al día a lo sumo) y a veces me tiro semanas sin hacerlo. Haciendo esto me aseguro de no perder nada.

Como dije en el post de Mini guía para escribir una novela romántica, para mí los personajes son la esencia de la novela y pongo mucho énfasis en ellos, así que les hago una radiografía completa y descubro su personalidad antes incluso de crear la trama entera.

Os dejo algunos rasgos esenciales que yo tengo en cuenta a la hora de crearlos. No olvidéis que ellos deben ser de carne y hueso, como cualquier persona.

Antes de empezar la novela, en la libreta apunto cuántos capítulos va a tener según la extensión aproximada de cada uno de ellos, y qué ocurrirá. Por ejemplo:

1. Capítulo uno: Habitación de hotel en Roma. Nancy se levanta y ve que su novio Jared no está (raro, están de luna de miel). Abre la puerta de la habitación para ver si hay alguien a quién pueda pedir otra toalla y lo pilla in fraganti besando a una desconocida. (Nancy es introvertida, se calla las cosas y las pasa por dentro así que no monta en cólera, solo hace mas maletas ignorando las explicaciones de su novio y vuelve a casa).

Y así con todos los capítulos. Como he dicho, a lo largo del libro pueden cambiar cosas, puede ocurrir que se te aparezca la virgen y tengas una idea genial. Ok. Entonces toca rehacer la guía de los capítulos adaptando este cambio.

¿Qué logro con esto? Que haya un inicio, un nudo y un desenlace coherente, un ritmo similar en cada capítulo (que haya la misma dosis de acción como de reflexión).

Hay ciertas escenas que son clave en el libro. Que tienen que ser perfectas porque impactan, establecen el punto álgido del libro o revelan información esencial en la trama.

Esas escenas hay que tenerlas muy bien pensadas, desde el dónde suceden, pasando por el quién las realiza, cuándo (en que momento de la historia) y por qué.

DÓNDE: detallar el sitio muchas veces ayuda a la fluidez a la hora de escribir. Vas a poder hacerlo mejor en un sitio que conoces (tu habitación) en otro que no (en mi caso, la muralla china). Así que si lo hago allí, miraré fotografías, me informaré mucho acerca de como es.

QUIÉN: los protagonistas de esas escenas son clave, debes saber cómo van a reaccionar y para eso debes conocerlos en profundidad, no hacerlo sería un grave error.

CUÁNDO: el momento es clave. Avanzarse o retrasarse puede pifiar un libro (es esa sensación de que todo ocurre demasiado rápido o al contrario, que la historiq se hace eterna).

POR QUÉ: Cada escena debe ir dirigida a un propósito. ¿Por qué Nancy descubre que Jason le es infiel? Porque vuelve a casa de sus padres y allí se reencuentra con su amor adolescente. Hacer escenas de relleno solo hace que la historia se haga pesada.

Por último, recabar información.

Es importante hacerlo cuando tienes una temática especial (si por ejemplo, en el libro de Nancy ella se enfrenta a un divorcio, averigua cómo se hace para no inventarte cosas). Si todo ocurre en una ciudad, procura ambientar el libro con detalles de allí (vistas, calles, parques…).

Si es una novela histórica, la información es vital para recrear mínimamente la época en la que la sitúes (costumbres, vestidos, comida, tono al hablar).

Si es sobre un asesinato, los protocolos policíacos, si Nancy tiene una enfermedad terminal, busca los síntomas y el cuadro clínico. Cuantos más detalles, más realista se verá el libro. Yo siempre pongo como ejemplo cómo recreé el mundo del tenis en Delirium tremens; puedes aprovecharte y escribir sobre un tema que tu conozcas.

Cuando tengas listos estos 3 pasos, ¡ya estás listo para empezar a escribir!

Si te ha gustado el post, no te olvides de compartirlo o darle un me gusta♥️ ¡gracias por leer!

Winona for ever o Reinventarse

Si hay una actriz que ha sabido hacerlo, ha sido Winona Ryder. En los 90 se convirtió en una actriz de culto al aparecer en multitud de películas de Tim Burton, participó en otras películas que se han convertido en clásicos como Drácula o Inocencia interrumpida o La edad de la inocencia, y luego desapareció.

Que la pillasen robando en una tienda y con un alijo de drogad en su casa capaz de tumbar a un gigante, ayudó a su caída en desgracia. Pero resurgió como el ave fénix —menuda frase topicazo acabo de marcarme— en Stranger Things y viene pisando fuerte.

Winona es el ejemplo a seguir, mi ejemplo a seguir cuando busco tramas para mis novelas. No vale escribir siempre lo mismo. Mentira, sí vale, de hecho hay una gran cantidad de escritores que lo hacen, repiten una misma fórmula en sus libros, en uno tras otro la dinámica es la misma —y a algunos les va de lujo—.

Pero yo quiero ser la Winona de las escritoras, sorprender a cada libro y reinventarme obra tras obra. ¿Y esto cómo se hace? Aprendiendo. Leyendo. Informándose. Nuestra sociedad está en constante movimiento; igual que las tendencias de moda cambian a cada primavera, las tendencias de los lectores también. Hay que estar al día de lo que es popular, de lo que se lee, de lo que está en auge (siempre en base a tu público objetivo, o al público al que quieres dirigirte).

Hay que mejorar poco a poco, hacer cursos y formarse como escritor. En las redes hay muchos de ellos, y yo he participado en bastantes, algunos más y otros menos útiles.

Hay que leer para seguir aprendiendo nuevas técnicas, vocabulario, expresiones.

Sé que este es un post no tan «útil» hacia una información precisa sino más bien una declaración de principios que acabo de marcarme. No lo sé, en cualquier caso, como escribió Johnny Deep, Winona for ever.

PD: si no habéis visto nada suyo, hacedlo.

¿BRÚJULA O MAPA?

Como escritora, cuando te hacen una entrevista o alguna pregunta en las redes, siempre suele caer esta. ¿Eres un escritor de brújula o de mapa?

Ante tal pregunta, yo lo tengo claro: mapa. Pero ¿cuáles son las diferencias?

Mapa

Inviertes mucho tiempo trazando el argumento, los detalles de los personajes, los tempos del libro. La preparación del libro es una parte del trabajo. Una vez hecho, la escritura fluye con más rapidez.

Brújula

Tienes una idea inicial de lo que será el libro, pero a medida que lo vas desarrollando, vas conociendo a los personajes y dándoles forma, vas creando el argumento. Tardas más en «escribir» porque el proceso de invención va ligado al de creación.

Lo cierto es que no creo que nadie sea 100% uno u otro. Muchas veces yo misma he escrito libros en los que tenía claro a los personajes y quiénes eran pero el argumento surgió a posteriori, a medida que escribía, o al revés. Con el tiempo, he aprendido que si tienes un plan antes de ponerte a escribir, si maduras las ideas al final (a mí personalmente) me sale mucho mejor el libro.

También depende mucho del género que escribas. En los de misterio/thriller etc ser de brújula puede ser una idea nefasta si no tienes bien hilado el argumento. En otros como humor puede salir mucho mejor ya que de la improvisación a veces salen verdaderas maravillas.

Como he dicho, yo me considero de mapa. La verdad es que el proceso de investigación y de planificación me encanta, es allí donde doy forma a mis personajes, empiezo a conocerles, estructuro cada capítulo del libro y me genero un proyecto de lo que va a ser. Ojo, es probable que vaya cambiando, que de golpe se me ocurra un plot twist y termine siendo diferente.

¿Sois de brújula o de mapa? Nos leemos.

Premios literarios de novela romántica

¡Buenas corazones!

La entrada de hoy está dedicada a algunos premios literarios en novela romántica. Antes de nada, voy a decir que son pocos, son MUY pocos comparados con otros géneros. También hay que tener en cuenta que cuando nos vamos a otros premios «generales» donde admiten todo tipo de género, la probabilidad de que gane una novela romántica es del… 0% siendo realistas.

Así que las escritoras de este género despreciado por puristas, menospreciado por muchos editores y denostado por muchos lectores, nos vemos limitadas a aspirar a ganar alguno de los siguientes premios que analizaremos a continuación.

Premio Vergara

Convocado por el sello que da nombre al premio, una de las múltiples que conforman el monstruo editorial de Penguin Random House. Desde mi punto de vista, es una de las editoriales de referencia de novela romántica —aunque en su catálogo haya incluído libros de autoayuda y de cocina, que nada tienen que ver con el género—. Dejo el link abajo de la convocatoria. Es una buena editorial aunque quizás le faltaría promoción, sobre todo digital.

https://www.megustaleer.com/noticias/abierta-la-convocatoria-de-la-undcima-edicin-del-premio-vergara-de-novela-romntica/2221

Premio Titania

También es un premio de referencia dentro del género, pese a que a mi modo de ver los premios son para dar a conocer nuevos talentos, y premiar a autoras que ya publica la editorial no es, quizás, su finalidad desde mi punto de vista pues el premio consiste en ser publicado por la editorial (ya que el premio en metálico son adelantos de derechos de autor), así que un poco desilusionada con la anterior convocatoria. Link de esta convocatoria 2020 abajo.

http://www.titania.org/es-es/premios.html

Premio HQN

También es otra editorial de referencia dentro de la novela romántica. Este año han añadido el especial LGBT al que os adjunto la convocatoria 🙂 El otro todavía no ha salido. Ojo porque muchas veces los finalistas solo los publican en digital.

http://www.harpercollinsiberica.com/images/pdf/bases-i-premio-internacional-elit-lgtbi.pdf

Premio Terciopelo

Es un premio que, de momento, no han hecho convocatoria este año. Yo participé en el XII y quedé finalista. Espero que Roca editorial lo recupere pronto porque es una editorial muy cercana y activa, y creo que tiene mucho potencial dentro del género.

Premio Phoebe

El anterior quedó desierto. De momento no han convocado el IV, estamos a la espera. Es una editorial que a mi parecer, tiene mucho potencial y presencia en las redes.

Premio Chic

La editorial es bastante reciente, el primer premio que convocaron le dieron muchísima promoción al ganador. La segunda convocatoria la dejaron desierta. De momento, no han convocado una tercera.

Premio Kiwi

Tampoco este año hay nueva convocatoria. Yo quedé finalista en 2019 aunque al final no publicase con ellos el libro (con Entre líneas mal escritas y diálogos de besugo que ha acabado convirtiéndose en Chick-lit para dummies).

Estos son todos los premios de novela romántica que conozco, y por lo que intuyo cada vez se van reduciendo. Una pena ¿verdad? No sé si habéis participado en alguno o estáis pensando en hacerlo ¡contadme!